10 junio 2006

GRANDES ESPERANZAS


Me invitaron a participar en el blog hace una semana. Y me preguntaban por qué aún no escribía nada. Mi respuesta sumaba: falta de tiempo + nada lo suficientemente inspirador como para hacer mi primer posteo de la vida en el mundo del blog. Hoy llegó: en un día supuestamente destinado a leer me encuentro en el cable con una de mis películas favoritas. No sólo por su calidad sino porque de una u otra manera se las ha arreglado para ser parte de mi vida.

Grandes esperanzas. Dirigida por Alfonso Cuarón, adaptación de la novela de Charles Dickens.
En pocas palabras: Una Estela (Gwyneth Paltrow) de la que hasta las mujeres nos enamoramos, a la que su despechada tía utiliza como objeto de venganza contra los hombres por culpa del que la convirtió en una desequilibrada solterona. La primera víctima: Finn (Ethan Hawke) a quien la anciana utiliza como conejillo de indias para su experimento. Lo demás véanlo ustedes con sus propios ojos.

Maravillosas locaciones ("Paradiso Perduto", la mansión de la anciana como una especie de templo congelado de la desesperanza y el patetismo), perfectas interpretaciones a cargo de de Anne Bancroft, Robert de Niro y los nombrados anteriormente (quién mejor que la fría y elegante Gwyneth para dar vida a la mujer criada para no sentir), un guión intenso, una cuidada fotografía en la cual no existe ninguna escena carente del verde en honor al título, diálogos que nos dejan helados...si a esto le sumamos una escena en la que Finn pinta a una distante y seductora Estela con la voz de Jarvis cantando Like a friend de fondo...recurro al cliché del "me quedo sin palabras". Los que conocen mi fijación por él me entenderán. De hecho la canción merecerá post aparte.

¿How does it feels to have no feelings? Pregúntele a Estela. Finn también lo hace. Justo cuando suena la última nota de like a friend.

7 comentarios:

dominga dijo...

que gusto, que susto, que gusto
amiga josefina
suerte en esta nueva etapa que emprendes en tu vida como bloggera
quizas ahora entiendas la enfermedad que compartimos con omar¡¡¡¡
beso

ricardooriente dijo...

que horror... está cada dia más gremialista usted mijita. Si hasta se nos puso sweet!

Lobito dijo...

Dios!

Esta película marcó también mi destino y mis recuerdos.

¿Te diste cuenta que todo tiene como una tonalidad entre amarillenta y verdosa?

La esperanza es verde ¿no?

O son ideas mías...

omar dijo...

welcome jofina!
les linkeo.

obvio.

amote
o.-

consuelo dijo...

hey jose, he aqui "posteandote" (como les gusta decir a ustedes los bloggers). Me gusto mucho lo que escribiste y espero entender algun dia esa obsesion que tienes con esa pelicula. Bueno mi querida besos para ti.

N I C O L E dijo...

Jose, la fan de grandes esperanzas, me encanto lo que escribiste de la pelicula, enserio, muy buena. Este blog esta muy buenoo, me gusto mucho, sigan escribiendo. Besos.

pilar lala dijo...

Lo mejor de esta película es la relevante aparición de Robert de Niro. Tb su cromaticidad verdosa semiamarilla. Saludiñios.